Cómo escoger un buen nombre para tu empresa

La elección del nombre de una marca o empresa puede marcar el éxito de la misma. Generalmente, la impaciencia hace que no se le dé la importancia que merece.

 

En nuestra opinión, los responsables que toman las decisiones en las empresas, tienen que valorar mucho más este proceso porque una vez hecho es muy costoso intentar cambiarlo.

Consejos que hay que tener en cuenta. La esencia del naming.

1- Paciencia

No tiene por qué salir el nombre de la empresa en la primera reunión. Cuanto más se estudie mejor será el resultado. Revisar todos y cada uno de los aspectos que giran en torno a la marca: competencia, logo, colores…

2 – Disponible

Una vez que se encuentra el que parece que es el nombre perfecto para la empresa, es muy frecuente que vayamos a buscar qué aparece en Internet y ver que hay otras personas que se nos han adelantado. Es un poco desilusionante, pero es muy común que ocurra.

Es obligatorio que el nombre para tu empresa esté disponible para registrarlo como marca, en Redes sociales y también como dominio (mejor si están el .es y .com). 

3 – Brevedad

Es importante que el nombre no supere las 4 sílabas. Uno de los objetivos que tenemos es que sea fácilmente recordable, para que cuando los consumidores tengan la necesidad de recurrir a uno de nuestros servicios o productos, aparezcamos en sus pensamientos (el denominado top of mind).

4 – Esté relacionado con la esencia de tu negocio

Para ayudar a que sea recordable, es muy apropiado que intentemos utilizar alguna palabra o expresión relacionada con nuestra actividad. Este paso nunca es sencillo porque hay que conocer muy bien el mercado y a la competencia.

Lo mejor es realizarlo de forma conjunta con los responsables de la empresa porque nadie debe conocer mejor que ellos su negocio.

5 – Busca a ver qué se dice de él

Es obligatorio mirar qué se ha dicho o qué se ha hecho con él. En ocasiones nos hemos encontrado al mirar en la oficina de registros y patentes que ha sido el nombre de un club de alterne o que ha dejado numerosas deudas a otros tantos proveedores.

6 – Logo

Aunque el proceso de creación del logo tiene que ir de manera independiente al del nombre, sí que hay que tenerlo en cuenta porque al final van a ir de la mano. Piensa cuál es la idea inicial para el logo, puede que a la postre sirva de gran utilidad.

7 – Claim

El claim es lo que nos diferencia de la competencia. El porqué nosotros y no ellos. Tenerlo en cuenta también.

– Consejos de Guy Kawasaki 

Es uno de los mayores expertos en el ámbito del Marketing Online. Fue uno de los responsables del éxito de Macintosh en los años 80. En la actualidad, dirige una de las empresas más fuertes de capital riesgo de Estados Unidos.

– El nombre debe comenzar por una de las primeras letras del abecedario.

– Evitar que empieza por X, Y o Z. (No sé qué pensará el señor Amancio Ortega de este punto)

– Elige un nombre que tenga potencial de convertirse en verbo.

– Haz que suene y que sea diferente.

– No hay que dejarse llevar por tendencias, hay que valorarlo a largo plazo.

Te recomendamos que tengas en cuenta

Para que un negocio tenga éxito tiene que cumplir al menos uno de los 3 siguientes requisitos:

– Ser el primero.

– Ser único.

– Ser el mejor

¿Te ayudamos con en la creación del nombre de tu empresa?

Manual del Analista web