Estás a punto de conocer los métodos más efectivos para reducir el porcentaje de rebote de tu sitio web, aumentar tus conversiones, y ventas. El porcentaje de rebote es una de las métricas más incomprendidas de la herramienta de analítica de Google.

Porcentaje de rebote = Porcentaje de visitas a una sola página

En definitiva, se trata del porcentaje de visitas que se realizan en tu página, sin seguir navegando.

Google Analytics, es capaz de hacer un estudio de estas variables y mostrar tanto el porcentaje de rebote de una página web, como de un sitio web.

La importancia de medir la tasa de rebote

Si quieres optimizar la tasa de conversión de tu página debes aprender a hacerte las preguntas correctas.

La pregunta correcta no es por qué la tasa de conversión de tu página es tan baja, sino por qué la tasa de rebote es tan elevada.

En términos generales, una tasa de conversión baja es causada por la experiencia de usuario en el momento en el que entra a la página. El nuevo usuario entra y sale del sitio sin completar ninguna acción u objetivo.

Si el usuario no pasa el tiempo suficiente en la página, es improbable que acabe comprando o realizando cualquier otra conversión.

Buena experiencia de usuario. La manera de hacer más rentable tu negocio

Los clientes que hacen rentable tu negocio no son los usuarios únicos. Si consigues conocer las razones por las que los usuarios vienen o se van, conseguirás aumentar en cierta medida tu tasa de conversión.

Si consigues optimizar tu tasa de rebote, conseguirás mejorar tu tasa de conversión. A través del índice de rebote puede medirse la calidad del tráfico en un sitio web.

Por lo general, si el porcentaje de rebote es muy alto será en parte por la llegada de un tráfico de baja calidad por cualquiera de los canales de marketing.

¿Qué es una sesión en Google Analytics?

Para comprender como funciona la tasa de rebote de Google Analytics, lo primero es estar seguro de conocer el funcionamiento de la métrica básica que se conoce como visita.

Una sesión, es un conjunto de visitas registradas por un usuario en un periodo de tiempo determinado.

Un hit es la interacción del usuario, ya sea una vista de página, un evento, una transacción, dentro de un sitio web, que hace que se envíen datos al servidor de Google Analytics.

Según esto, un visitante podrá crear varias sesiones en pocos días o en varias semanas o meses.

¿Qué es una visita única?

Una visita única, es una sesión de G. Analytics en la que sólo se visualiza una página en un sitio web, y luego se abandona sin navegar más.

Definición de tasa de rebote

El porcentaje de rebote es el porcentaje de visitas a una sola página en las que solo se envía una solicitud GIF al servidor de G.A.

¿Cómo se calcula la tasa de rebote de G. Analytics?

Google Analytics estudia y calcula la tasa de rebote de una página web y la tasa de rebote de un sitio web.

Porcentaje de rebote de una página web

El porcentaje de rebote de una página web se calcula de la siguiente manera:

Número total de rebotes en una página / Número total de entradas

Definición de cada variable:

Los rebotes, son el número de visitas de una página resultantes de una página y en cada visita solo se envía una solicitud GIF al servidor de Google Analytics.

Las entradas, son la cantidad de veces que los visitantes ingresaron a su sitio en la página.

Porcentaje de rebote de un sitio web

El porcentaje de rebote de un sito web se calcula siguiendo la siguiente operación:

Núm. Total Rebotes en todas las págs. / Núm. Total de entradas en todas las págs.

 

 El porcentaje de rebote de una página web /sitio web no tiene nada que ver con el tiempo dedicado a cada página web / sitio web.

En gran parte de las ocasiones, un alto índice de rebote implica que las páginas de entrada a tu sitio web no son relevantes para sus visitantes.

Si las páginas de entrada de tu sitio no contienen lo que buscan sus visitantes, difícilmente se conseguirán conversiones, ventas o clientes.

Solicitud GIF y tasa de rebote

En el momento en el que se carga una página, el código de seguimiento de GA realiza una solicitud a un utm (_utm.gif) para permitirle enviar los datos de la vista de página al servidor de Google Analytics a través del archivo.

¿Cuándo no se trata una sola página como tasa de rebote?

Para conocer realmente como funciona la tasa de rebote de GA, debe conocerse con exactitud lo que cuenta y lo que no como tasa de rebote.

Como es lógico, en el momento en el que se realicen más de dos solicitudes en una sesión, GA considerará que ha existido interacción y que por lo tanto no puede tratarse como un rebote, aun cuando la visita sea en una sola página.

¿Cómo interpretar la tasa de rebote?

El porcentaje de rebote es un estudio, y como tal, hay que saber interpretarlo.

Que una página tenga un índice de rebote alto o bajo, no significa que sea mejor o peor. Existen una serie de variables, como el tipo de página o la función del contenido, que definirán en cierta medida el porcentaje de rebote.

Un ejemplo son las entradas de un blog. Éstas tendrán una tasa alta de rebote, ya que el usuario que entra lee la publicación y abandona el sitio web.

Si en este caso el porcentaje de rebote fuese bajo, podría implicar una serie de problemas técnicos o una carga múltiple.

Variables para interpretar la tasa de rebote

Existen una serie de variables que te ayudarán a interpretar la tasa de rebote de tus páginas y de tu sitio web.

  • Tipo de sitio web
  • Tipo de contenido
  • Calidad de tráfico
  • Tipo de visitante
  • Tipo de dispositivo
  • Intención del usuario

Tipo de sitio web

Existe una variedad muy extensa de tipos de sitios web, y cada uno suele mantener un patrón en la tasa de rebote.

Un ejemplo son los blogs, en los que la tasa de rebote será alta pues los visitantes leerán la entrada y saldrán del sitio web.

Cuando un sitio web se construye en una sola página web, su tasa de rebote puede llegar al 100%.

En el caso de los sitios web que se construyen exclusivamente en flash, en los que no se lleva un seguimiento de los eventos flash, el porcentaje puede llegar a ser muy alto.

Tipo de contenido

Cuando el contenido de una página es difícil de asumir, el visitante guardará la página en marcadores para regresar en otro momento, y poder leerla con más detenimiento.

Calidad de tráfico

Si el cliente que entra a la página es incorrecto, la tasa de rebote será alto. Por lo tanto, es importante definir correctamente para el tipo de usuario que redactamos nuestro contenido.

Tipo de dispositivo

Dependiendo del tipo de dispositivo que agrupe la mayoría de las visitas de una web, el porcentaje de rebote variará. Si una página tiene un alto tráfico de visitantes desde dispositivo móvil, y la página no está optimizada para ello, la tasa de rebote será alta.

Métodos para reducir la tasa de rebote de tu sitio web

Existen un sinfín de métodos para reducir la tasa de rebote de Google Analytics. Los siguientes métodos han sido elegidos especialmente para ayudarte a solucionar el problema que te ocupa.

Crea páginas de destino que satisfagan la consulta del visitante

Si atraes el tráfico correcto a tu página, pero la landing que los recoge no consigue satisfacer sus consultas, la tasa de rebote del sitio web aumentará.

Para solucionar este problema, debes crear contenido que consiga responder la pregunta del usuario que te visita.

Para ello, es importante conocer al visitante potencial de cada página, para adecuar tu forma de escribir y tu contenido.

Crea páginas de inicio que muestren tu CTA

Aunque las páginas de entrada de visitantes tengan un contenido que se adapte al público objetivo, el porcentaje de rebote será alto si carece de CTA o no se muestra de forma destacada.

Un correcto uso de los títulos, subtítulos y pistas direccionales sirven como guía para llevar al usuario al CTA.

Desarrolla contenido que pueda consumirse en un corto espacio de tiempo

Si tus landings consiguen satisfacer la búsqueda del usuario, pero el contenido de la página de destino es difícil de consumir de forma rápida, la tasa de rebote será alta.

Esto se ve reforzado por aquellos visitantes que deciden marcar y guardar la página para regresar más tarde y seguir consumiendo el contenido, aumentando el porcentaje.

Por tanto, es positivo escribir contenido de consumo rápido, si lo que se pretende es hacer descender la tasa de rebote.

Crea páginas de inicio atractivas y de carga rápida

Normalmente, el usuario tarda unos pocos segundos en decidir si se queda o no en una página para consumir su contenido.

Las siguientes son algunas de las razones por las que los usuarios pueden decidir abandonar tu sitio web sin seguir explorando:

  1. Diseño pobre
  2. Texto largo y sin gracia
  3. Textos monocromáticos sin uso de cursivas o negritas que resalten la lectura.
  4. Falta de títulos y subtítulos.
  5. Páginas con carga lenta.
  6. Audios o videos automáticos. Es molesto pues estás en cierta medida, obligando al nuevo usuario a escuchar y visualizar algo que no quiere.
Manual del Analista web