Un enlace bomba y SEO negativo

Todos hemos oído hablar del SEO Negativo, pero muy pocos lo han experimentado. Tan raros son estos ataques que nos hemos tenido que ir hasta Dinamarca para encontrar una empresa que lo haya sufrido. Nuestro protagonista de hoy es Trendhim, empresa danesa de accesorios masculinos que ha sido atacada por una combinación de “links bomba” y SEO Negativo. Una situación así es terrible, y puede costar una tienda mucho dinero.

Te contamos lo que puedes hacer como dueño si tu tienda se ve afectada por un ataque negativo-SEO.

Trendhim, éxito de venta de joyas y accesorios para hombres online y ahora en expansión por las diferentes potencias europeas, incluyendo España; nos trae a Sara Lopez, marketing manager de mercado español.

El negocio online de Trendhim es saludable y con gran crecimiento. Pero cuando tiene lugar un accidente de este tipo, los propietarios temen.

El ataque tomó forma en un llamado bombardeo de enlaces en el que el dominio danés “Trendhim.dk” recibió más de 8.000 enlaces a la categoría Gafas de sol. Afortunadamente las gafas de sol no eran nuestro punto fuerte y no perdimos tantos clientes hubiéramos perdido si se enlazase a categorías como las pulseras de cuero o las pisacorbatas.

La mayoría de los enlaces provenían de sitios web hackeados, incluyendo los sitios de pornografía, lo que lleva a proporcionar el episodio conocido como “Sex Bomb”.

Esto ha sido desastroso para el tráfico, que ha caído de más de 30.000 puntos de vista en palabras relacionadas con las gafas de sol.

De acuerdo el informe de Trendhim, con este ataque han perdido más de 70.000 coronas, o lo que es lo mismo 9.400 euros.

Google penaliza estos enlaces

Cuando Google examina una tienda web o página web, evalúa los enlaces que enlazan a la web y la calidad de los mismos.

Por lo tanto, es muy perjudicial para una tienda online que haya muchos enlaces bomba de sitios web cuestionables que la enlazan.

Para poner un ejemplo más práctico imagínate que quieres comprar un reloj y estás en la calle. Tienes tres opciones:

  1. Una marca anónima que no proporciona mucha información sobre sí misma.
  2. Un gran número de personas dudosas. No parece ni amenazante y ni desagradable. Están gritando que hay que ir a la tienda a comprar un reloj. Además, te dan un montón de información sobre la política de la empresa.
  3. Una persona amable, de confianza que te dice que son los mejores relojes y servicio en su negocio.

Estos escenarios dan una buena imagen de cómo Google examina las páginas online y tiendas online.

Por supuesto que no va a comprar su producto en un lugar como la tienda no. 2. Más bien, es mucho más probable que vaya a la tienda no. 3 °.

El efecto que un enlace de bomba puede tener en una tienda

Tal ataque negativo-SEO es por desgracia una tendencia creciente y se presenta a menudo en los mercados a mano de la competencia.

En el caso de Trendhim es muy probable que el ataque se haya puesto en marcha a manos de un competidor que puede sentir que está perdiendo terreno en los motores de búsqueda. Triste pero cierto.

CÓMO PROTEGERSE CONTRA EL SEO NEGATIVO

¿Tienes la sensación de que tu tienda disminuye posiciones en los rankings y de que varios enlaces dudosos pueden tener mala influencia?

Es posible que tengas que recurrir a herramientas de desautorización de vínculos de retroceso de Google. Esta herramienta consiste en pedir a Google que no acepte ciertos enlaces que apuntan a su web.

NOTA – Sólo debes utilizar esta herramienta si sospecha que hay enlaces sospechosos que apuntan a tu tienda o sitio web.

Aquí es importante que seas consciente de quien enlaza a tu web. Para ello se puede utilizar Google Webmaster Tools. Ir a buscar el tráfico y encontrar enlaces a tu sitio web:

Desde aquí usted será capaz de identificar qué enlaces que conducen a su tienda y desde este evaluar si hay enlaces que no necesariamente tienen un enlace con usted.

Por supuesto, hay muchas otras grandes herramientas que te pueden dar una visión general de web, pero las herramientas para webmasters dan una buena base para trabajar.

En la actualidad hay dos cosas que hacer:

  • Enviar un archivo a Google con todos los enlaces no deseados a través de Google Search Console. Y si aún no has añadido tu sitio web a la Google Search Console es un buen momento de empezar. Además, también es importante asegurarse que la página seguía siendo segura – que no hubiera sido hackeada.
  • Ponerse en contacto con los dueños de las páginas webs enlazantes

Lo más habitual es que muchas páginas webs que te hayan enlazado hayan sido hackeadas, pero nadie sepa nada al respecto.

Así que, solo queda intentar ser Sherlock Holmes y contactar a estas páginas, una por una, intentado que eliminen el link que enlaza a nuestra página.

Hay que ir página por página, lo que lleva muchísimo tiempo y muchísimo trabajo, pero es efectivo.

Los intentos de contactar con las webs de donde provenían los enlaces no deseados fueron en vano. Tan pronto como se dice “piratería“, “enlace bomba“, “ayuda” o “Importante – esto no es spam“, el correo va directamente al correo no deseado. Sí que es verdad que tras mucho buscar los datos de contacto gracias a las redes sociales como Facebook o LinkedIn nos pusimos en contacto con los webs masters, y sólo en esos casos, los enlaces no deseados se eliminaron.

Lo peor de un ataque de este estilo es que ni la policía ni las compañías de seguro pueden hacer nada y es imposible encontrar al responsable que tarta de sacarte de Google utilizando métodos desleales. Nada ni nadie puede hacer algo para identificar a los culpables.

Deja tu opinión