Un aspecto bastante común en quienes empiezan un proyecto web o de blog es que quieren posicionarlo rápidamente sin orden ni criterio. Cualquier experto en Analítica Web sabe que no es una tarea sencilla y existen muchos errores que son comunes. Vamos a desgranar los errores más habituales del Posicionamiento en Google.

Ausencia de objetivos

Aunque parezca una estupidez, hay que plantearse unas metas para saber qué camino debemos elegir. ¿Para qué queremos hacer un blog o página web? Lo normal es saber qué queremos, y aunque es un aspecto que parece evidente muchos pecan de no pararse unos minutos a reflexionarlo. ¿Has visto el ebook de Google Analytics que te puede ayudar con tu estrategia de Marketing Online?

9 errores comunes cuando posicionamos nuestra Web_opt

No conocer a los usuarios

Conocer los gustos, necesidades o aspectos de los potenciales usuarios puede ayudar a encauzar objetivos, palabras clave y contenidos a publicar. Si no conocemos a qué público nos dirigimos, ¿cómo vamos a tener éxito? Lo lógico es centrarnos en un usuario con un sexo, edad, estilo de vida o empleo específicos antes que intentar escribir para todos y no acabar convenciendo a nadie.

Escasa o nula planificación

Cuando tenemos unos objetivos, debemos establecer formas de alcanzarlos. Si el objetivo es que los usuarios miren muchos post, ¿Cómo vamos a hacerlo? Sólo haciéndote este tipo de preguntas puedes llegar a la toma de decisiones relevantes, como podría ser el acceso a post relacionados muy a la vista y con imágenes o frases que incentiven al usuario a seguir leyendo.

Ausencia de métricas

Los expertos en Analítica Web siempre miden los objetivos de forma cuantitativa. De nada sirve querer más tiempo medio en páginas por usuario si no establecemos una cifra objetivo ni se mide de forma continuada en el tiempo los efectos de las decisiones que escojamos sobre ese objetivo. Si tomamos una decisión y el tiempo medio disminuye… sin algo que nos permita medirlo, no podemos saber qué falla.

Posicionar en palabras clave genéricas

Un error muy común es posicionarse en palabras que tienen muchas visitas pero donde la competencia es brutal. De nada sirve una página de deportes si compites contra web con millones de visitas mensuales. En este caso, posicionarse para palabras con menos visitas pero con ausencia de competencia fuerte es la mejor baza.

Por ejemplo, posicionarse con “deportes” puede ser una estrategia destinada al fracaso, posicionarse con “deportes tradicionales en España” puede ser mejor y quizá “los diez deportes más divertidos del mundo” sea pasarse. Tampoco queremos ser los primeros en algo que no existen búsquedas debido a su complejidad.

La herramienta Keyword Tool de Google Adwords permite analizar las palabras clave, así como las relacionadas. Antes de crear una página o blog, lo mejor es analizar cómo nos queremos posicionar.

Piensa el título y descripción antes de escribir

Lo típico, estás horas y horas escribiendo un post para dedicarle unos segundos a lo primero que los potenciales usuarios van a leer. Los títulos y descripciones deben:

–        Incluir las palabras clave

–        Respetar la extensión máxima para evitar que queden cortadas

–        Ser atractivas para los usuarios

Cuando hemos hablado de objetivos, una forma de saber qué objetivos necesitamos es conocer a nuestros clientes. Si conocemos las necesidades de nuestros lectores, podemos escribir de forma que las resolvamos de forma satisfactoria. Si nuestros usuarios por ejemplo buscan información “por urgencia”, quizá garantizar resultados en el propio título sea lo que necesitamos.

No dupliques contenidos de otras páginas web

Hablar de muchos temas es difícil, y un poco de inspiración externa no viene mal. Sin embargo no podemos copiar el contenido de otra página web. Google penaliza seriamente este aspecto, por lo que nuestros contenidos deben ser únicos.

Vamos a poner un ejemplo. Redactas un post que te ha llevado un par de horas y lo publicas. Otra web con mayor autoridad te plagia el contenido y Google por error te penaliza a ti por duplicar los contenidos. ¿Qué hacer?

Por desgracia, no hay solución, lo mejor es borrar el post de tu página para evitar el contenido duplicado. Sin embargo, no quiero desanimarte, existe un truco para prevenir esto. Puedes indexar el contenido de forma manual, es decir, que Google de constancia de la existencia del artículo. Cuando empiezas un blog, una Araña de Google puede tardar meses en verificar que tu página existe y mandarla al listado de búsquedas. Si los artículos necesitan meses para ser reconocidos, existe la posibilidad de plagio por parte de competidores. Con Webmaster Tools o publicando el contenido en Google + puedes indexar el contenido de forma rápida, evitando sustos en el futuro.

Contenido de mala calidad

Desde textos cortos, sin palabras clave, poco atractivos para el lector, con solo palabras clave sin que un usuario sepa qué lee, contenidos con texto oculto para que sólo Google lo lea… hay muchas formas de crear contenido de mala calidad. Debes escribir de modo que tu público lo encuentre interesante. Sólo así podrás realmente aportar calidad a tu proyecto aunque sea con resultados a largo plazo.

No es tráfico todo lo que reluce

A muchos principiantes sólo les importa que haya visitas en su página web. Esto puede ser a priori positivo, pero lo que realmente cuenta son las visitas de calidad. Aquellas visitas que no rebotan, están tiempo leyendo, vuelven a visitar los contenidos…son las visitas que realmente valora Google. Es muy fácil captar tráfico, lo difícil es que sirvan para cumplir los objetivos.

Salvo que tu blog esté destinado a publicidad, la mayoría deben fijarse en que las visitas sean de calidad.

Deja tu opinión